jueves, 18 de febrero de 2010

Historia del Patchwork

Nota disponible en www.artedehoy.com

La historia del patchwork o retacería

Los primeros patchworks consistían en auténticos remiendos. Fue en la época medieval cuando las mujeres abrigan el cuerpo del hombre con trozos de tela.

Al principio las piezas de patchwork eran confeccionadas por la gente pobre, pero poco a poco comenzó a formar parte de los pasatiempos de las damas de la Corte que utilizaban nuevos tejidos de mayor calidad, algunos de ellos traídos de Oriente por los caballeros de las Cruzadas.
En las casas inglesas el patchwork es una práctica común. La propia reina Isabel de Inglaterra durante sus 20 años de prisión realizó labores de patchwork.

Fueron así, los ingleses quienes al emigrar a Norteamerica llevaron consigo el arte del patchwork o la retacería.

La mujeres pioneras del Oeste de América volvían a reutilizar los vestidos viejos, para así poder aprovecharlos, uniendo los trozos que aún se conservaban en buen estado.

Durante la Guerra de Secesión americana las mujeres de los Estados sureños unían trozos de telas para confeccionar mantas y almohadones para los soldados. Más tarde eran tejidas también como colchas nupciales con las alianzas entrelazadas.

Los motivos más recurrentes (y ahora ya clásicos) eran:

* Los diseños de tulipanes
* Las hojas de té en memoria de Inglaterra
* El log cabin o cabaña de troncos
* La casa de Abraham Lincoln...

En sus orígenes los irlandeses rellenaban las partes acolchadas del patchwork con lana de oveja sin cardar, pero en los primeros tiempos en Norteamérica y en tiempos de penurias se veían obligados a recurrir al papel, a las hojas de maíz y cualquier otro material disponible para darles volumen.

La confección de ropas con retazos se ha practicado en muchas partes del mundo, desde Egipto hasta el Ártico, utilizando una gran diversidad de materiales.

En la actualidad se utilizan también diversos materiales como el raso, satén, tisú o terciopelo pero lo mejor es el "algodón", porque no resbala y no se deshilacha, la trama se deforma menos y la aguja penetra facilmente.

Los algodones recomendados son:

- El algodón americano llamado percal o calicó con pequeños dibujos florales o escoceses
- Los algodones provenzales
Todos las telas elegidas, siempre con un toque "country".

Es también muy popular la técnica del acolchado o quilting con la que se confeccionan bellas colchas o cubrecamas formados por dos capas de telas rellenadas con algún material mullido sujeto con puntadas cruzadas.

No hay comentarios: